Todos somos uno...


¡Estoy sólo!



La Persona


Tuve que nacer un día, pero tengo la sensación de ser un anciano, en
un cuerpo joven que envejece.
Estudié de todo, pero sólo sé hacer bien, lo que nadie me enseñó.
Sólo puedo perder lo que tengo, el tiempo. Lo demás va y viene a su antojo.
Mi única ley, que todo pasa. Hasta la muerte.
Mi gran secreto, que para comprender lo incomprendido, sólo debo descomprender lo comprendido.
Mi consejo, que dudes siempre. mientras que dudas, no estás en un error.
Cinco sentidos, mas el equilibrio, el pensamiento, la memoria, la imaginación, tiempo, y la imposibillidad  de que algo permanezca inmutable. Servir todo revuelto, y llamarlo yo.
Puede parecer un extraño currículum, pero al menos, es sincero.

Mis amigos


De la nada vienen, a la nada van.
Dejan en medio un castillo de historia eterna,
construído con ladrillos de risas y lágrimas.
Y no hay más.